8 de las mejores estrategias de Growth Hacking para startups

 8 de las mejores estrategias de Growth Hacking para startups

Algunas son éticas, otras no tanto, pero estas son las startups que triunfaron con el growth hacking marketing y cómo lo hicieron

Puma:

Pagó a Pelé 120.000 dólares para que se atara los zapatos antes del inicio del Mundial de 1970. Como era de esperar, las cámaras enfocaron al jugador brasilero atándose sus botines e hicieron que la gente se diera cuenta de que el mejor futbolista del mundo llevaba unas Puma.

Uber:

Los primeros empleados de Uber pidieron más de 5.000 taxis en aplicaciones rivales y los cancelaron para causar problemas financieros a cualquiera de sus competidores.

PayPal:

 Creó un bot que ponía a la venta productos a bajo precio en eBay y luego los compraba y pagaba con PayPal, engañando a eBay para que pensara que a los usuarios les gustaba esta forma de pago. Naturalmente, eBay acabó convirtiendo a Paypal en su mayor proveedor de pagos.

AirBnB:

Rastreó los correos electrónicos de Craigslist de quienes alquilaban un espacio y los animó a cambiarse a su servicio. También hicieron una integración de un solo clic para listar directamente en Air BnB desde Craigslist.

Tinder:

Creó miles de cuentas falsas de gente guapa para atraer a potenciales solteros en busca de amor. También emparejaron «accidentalmente» a usuarios durante al menos un año.

Reddit:

Empezó creando miles de cuentas falsas y las hizo interactuar entre sí. Esto atrajo a los usuarios reales, la verdadera estrategia de fingir hasta conseguirlo. Esto también permitió a Reddit controlar el tono de voz que querían para su plataforma, que todavía se filtra hoy en día.

Salesforce:

Contrató a falsos manifestantes para interrumpir las conferencias de su mayor rival. El fundador se apoderó de todos los taxis del evento y dio un discurso de 45 minutos sobre su producto. No hay lugar para correr

Jeff Bezos:

Consejero delegado de Amazon, necesitaba una forma de comprar un libro a un mayorista cuando éste tenía un mínimo de 10 libros. Encontró un vacío legal y compró el libro y luego pidió nueve libros sobre líquenes. Ninguno de los mayoristas tenía este libro, así que el mayorista le entregaba el libro que había pedido junto con una disculpa sobre los demás.

Fuente/ emprendedoresnews.

Valentina Barbieri Madero