Cinco tips que todo emprendedor debe tener en cuenta al momento de registrar su marca

 Cinco tips que todo emprendedor debe tener en cuenta al momento de registrar su marca

Según estimaciones de la consultora en valuación de marcas Brand Finance, hacía finales del 2021 el valor de la marca Apple ascendía a más de USD 263 mil millones (REUTERS/Mike Segar/File Photo/File Photo)

El universo de la Propiedad Intelectual está íntimamente asociado a uno de los activos intangibles más relevantes para cualquier emprendimiento: la marca

Hoy en día mucho se habla del gran desafío de emprender, las rondas de inversores, las eternas reuniones de socios, la contratación de equipo especializado y de muchos otros temas más que hacen a la conformación de una startup y al enorme desafío del mundo de los negocios. Sin embargo, muy poco se habla de la dimensión jurídica asociada a los emprendimientos, especialmente de la propiedad intelectual.

El universo de la Propiedad Intelectual está íntimamente asociado a uno de los activos intangibles más relevantes para cualquier emprendimiento: la marca. Según estimaciones de la consultora en valuación de marcas Brand Finance, hacía finales del 2021 el valor de la marca Apple ascendía a más de USD 263 mil millones.

Es innegable el gigantesco valor económico que otorgan las marcas a las empresas

Sin lugar a dudas, el valor de una empresa o emprendimiento está dado por mucho más que su marca, como ser: patentes, equipamiento técnico, inversiones, dinero líquido, entre otros. No obstante, es innegable el gigantesco valor económico que otorgan las marcas a las empresas. Es que si tomamos la definición de las mismas –

son el activo que nos permite distinguir un producto o un servicio de otro producto o de otro servicio – comprendemos que sin ellas nuestros clientes no podrían diferenciar nuestro servicio y/o producto del de nuestra competencia.

Algunos datos antes de empezar:

– En la Argentina las marcas se registran en el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (www.argentina.gob.ar/inpi/marcas)

– El trámite es completamente online.

– Existen varios tipos de marcas pero las más comunes son las: i) denominativas: cuando solamente registrás un nombre con palabras, números o letras combinadas, sin logos, colores, formas o agregados. ii) figurativas: cuando se registrar sólamente un símbolo, una figura, un dibujo o logotipo, iii) mixtas: cuando mezclás elementos denominativos y figurativos, es decir cuando tenes el logotipo con el nombre incluído. Existen otros tipos como las olfativas, las tridimensionales o las sonoras, entre otras.

El registro no es mundial. Sólo registras tu marca en la Argentina

– Podes registrar tu marca a nombre de una o varias personas humanas o personas jurídicas.

– El registro no es mundial. Sólo registras tu marca en la Argentina.

– Claro que no es obligatorio que registres tu marca para poder usarla, pero si no lo haces, alguien puede ir y registrarla primero.

Estos son los 5 tips a tener en cuenta a la hora de registrar tu marca en la Argentina:

1. Si bien no es necesaria la contratación de un abogado/a o agente de la propiedad industrial para registrar tu marca, lo/a podes llegar a necesitar si el trámite se traba en alguna instancia. Mejor arrancar asesorado por el principio. Además, pedile a tu abogado/a que te asesore en detalle respecto a las clases en las que debes registrar tu marca (poder ver la clasificación de Niza con las 45 clases que existen).

2. Trabajá con algún profesional que utilice algún sistema de seguimiento o vigilancia de expedientes marcarios. Va a hacer más sencilla y llevadera la gestión de tu registro. Además vas a poder saber con anticipación si alguien más quiere registrar tu marca y vas a poder oponerte a su registro (no significa que vayas a salir victorioso de ello).

3. Si todavía no tenes un key visual, manual de marca o logos definidos: registrá tu marca como “denominativa” y más adelante hacés un registro nuevo con otro tipo de marca.

4. Recordá que habiendo registrado tu marca en una clase, otros pueden registrar el mismo nombre en una clase diferente. Es importante que evalúes todos los productos y/o servicios que estás dando y que vas a dar en el futuro (y ya lo estás pensando) para poder registrar en las clases necesarias para tu negocio.

5. Es súper recomendable que antes de pedirle a tu abogado/a o agente de la propiedad industrial que registre tu marca, acuerden hacer una búsqueda de antecedentes marcarios. De este modo, podes saber cuántas chances tener de que el registro sea viable o se presenten muchas oposiciones en el camino.

Bonus track: Tener tu marca registrada no garantiza que vayas a tener el nombre de dominio de tu website también, o viceversa. Registrá ambos por separado (el dominio web lo registrás en nic.ar).

Fuente/ Infobae.

Valentina Barbieri Madero